ANTECEDENTES

En 1993, luego de al menos cuatro años de preparación, la Kehilá Ashkenazí publicó una serie de siete libros llamada Generaciones Judías en México, coordinado por la doctora Alicia Gojman de Backal. La riqueza y meticulosidad de esta colección, que conmemoraba el septuagésimo aniversario de haber sido fundada la congregación ashkenazí Nidjei Israel, se sumó al trabajo que realizaba el equipo de investigadores comandado por la doctora Gojman: en 1990, se realizó el rescate de la documentación de las instituciones ashkenazitas de México, extraviado y dañado durante el sismo de 1985 en la ciudad de México; y en 1991 se completó la recopilación de fichas de inmigrantes judíos del registro para extranjeros del Archivo General de la Nación. El resultado de estos esfuerzos fue que se decidiera crear un centro que conservara los archivos, documentos y bibliotecas de las organizaciones de la comunidad.

CDICA 1

Así, el 21 de octubre de 1993 se fundó el Centro de Documentación e Investigación de la Comunidad Ashkenazí de México (CDICA), bajo la dirección de la doctora Gojman, y con la misión  de preservar, custodiar y difundir la cultura ashkenazí, herencia de los judíos que provienen de comunidades extinguidas de Europa, así como conservar, custodiar y difundir la memoria histórica de la Comunidad Ashkenazí de México. La creación del CDICA permitió salvaguardar las bibliotecas y archivos de instituciones como la Cámara Israelita de Industria y Comercio, el Comité Central Israelita de México y el Consejo Mexicano de Mujeres Israelitas, además de los de la propia Kehilá Ashkenazí.

RECONOCIMIENTOS

Con el paso del tiempo, el CDICA fue ganando reconocimiento por su labor. En 1998, el Archivo General de la Nación lo distinguió con la Mención al Mérito Archivístico, en la categoría de archivo privado. En 2000, el CONACYT le otorgó un reconocimiento como Centro de Investigación Superior; en 2008, el CDICA ingresó a la lista mexicana Registro de la Memoria del Mundo y a la de América Latina y el Caribe; y, en 2009, al Registro de la Memoria del Mundo Internacional. Esta distinción es de suma importancia, ya que se trata de una lista de los acervos documentales de importancia mundial, aprobada por un Comité Internacional y ratificada por el Director General de la UNESCO.

A raíz de dichos honores, y del hecho de que los acervos del Centro continuaban creciendo, se decidió conformar un Patronato, encargado de consolidar la autonomía financiera del Centro y fortalecer su presencia, reconocimiento e imagen.

diplomas-memoria-mundo

DEL CDICA AL CDIJUM

En 2013, el patronato propuso extender el campo de acción del Centro más allá de la Kehilá Ashkenazi y convertirlo en una institución intercomunitaria, centralizada pero autónoma, encargada de  resguardar, conservar y difundir la memoria histórica de la comunidad judía de México.

Fue de esta manera que  el 9 de marzo de 2015 se conformó el Centro de Documentación e Investigación Judío de México, apoyado y reconocido por el Comité Central de la Comunidad Judía en México y por las comunidades Maguen David, Alianza Monte Sinaí, Comunidad Sefaradí, Bet-El, Beth Israel Community Center, así como el Centro Deportivo Israelita; además, claro, de la Kehilá Ashkenazí, que acogió al CDICA durante más de 25 años y apoyó su crecimiento, independencia y transformación en el CDIJUM.

Exhibición temporal con algunos libros del CDIJUM

Exhibición temporal con algunos libros del CDIJUM

El Centro de Documentación e Investigación Judío de México se dio a conocer públicamente el 27 de agosto de 2015, en un evento en el que representantes de los distintos sectores firmaron un convenio para “generar sinergias, coadyuvar y unir esfuerzos para que el material histórico sea concentrado en un mismo espacio y pueda a su vez ser consultado por cualquier miembro de la comunidad judía y por cualquier ciudadano mexicano o persona extranjera, así como que dicho material sea preservado y administrado en forma integral por una sola institución” (como dice textualmente el convenio firmado).

El CJIDUM cuenta con un patronato intercomunitario, un consejo editorial y un comité académico que se encargan, desde sus respectivos ámbitos, de velar por el buen funcionamiento del Centro. Para conocer más acerca del trabajo de cada uno de estos órganos, visita las siguientes ligas:

Patronato

Comité Académico y Consejo Editorial