La conferencia del ABC y Estados Unidos: 5 de agosto de 1915

Luis Fernando Meneses

Luego de consolidarse como una nación a partir de 1880, Argentina comenzó a tener una fuerte presencia diplomática en el continente americano. Con dicha influencia, se manifestaba en contra de las agresiones en contra de cualquier país del continente americano, lo cual a la larga, llevó a dicho país a entenderse con sus dos principales vecinos: Brasil y Chile.

Estos tres países, decidieron formar una alianza llamada “Potencias ABC”, por las iniciales de éstos, para defender a los integrantes de América de agresiones por parte de otros países. Esta unión tuvo una gran importancia en la conferencia que tuvo lugar en Washington con el secretario de Estado americano John R. Silliman, para tratar la paz en México.

Además de las “Potencias ABC” y los Estados Unidos, acudieron a esta reunión representantes de Bolivia, Guatemala y Uruguay. En conjunto, trataron asuntos sobre la crisis desatada en México con el enfrentamiento de varias fracciones, que amenazaban con expandirse por todo el continente, luego de que marines estadounidenses ocuparan el puerto de Veracruz.

La conferencia de inauguración tuvo lugar el 5 de agosto de 1915, hace 103 años, en Washington, con el objetivo de ayudar a la población de México a restaurar la paz dentro de su territorio y además ayudar a poner los cimientos de un gobierno fuerte y honesto.

Sin embargo, a poco más de un mes de esta conferencia, Venustiano Carranza dirigió una carta al secretario John R. Silliman y a los representantes del ABC, en las cuales declaraba no consentir que los asuntos internos de México fueran tratados por gobiernos extranjeros.

Pero además, en el documento hacía una invitación para los asistentes en aquella conferencia, para acudir a una conferencia en el territorio nacional con el fin de atender asuntos de México, pero desde el punto de vista internacional únicamente. Tras esto, los objetivos de la conferencia no se cumplieron.

De esta forma, México hacía cabal su derecho a la autonomía como nación independiente, sin intervencionismo por parte de otros países para tratar asuntos internos de la República.

Regina Jonas: de cuando un sueño se cumple

Luis Fernando Meneses

El 3 de agosto de 1902 nació Regina Jonas, la primera mujer en ser ordenada como rabino. Su historia permaneció olvidada hasta hace poco, pero a partir de su redescubrimiento comenzó a ocupar el lugar que merece.

Jonas nació en Berlín y creció en Scheunenviertel, un barrio humilde en aquel entonces y que en su mayoría era habitado por judíos. Cuando ella tenía apenas 11 años,  su padre murió a causa de una tuberculosis, dejando sin su apoyo a Regina, su hermano Abraham y su madre.

Desde muy joven, Jonas se interesó por atender temas religiosos, siendo una de sus principales influencias el profesor Max Weyl, un rabino ortodoxo que se caracterizó por ser de los primeros en llevar a cabo ceremonias de bar-mitzvah para niñas, quien además la ayudó para ingresar en una escuela de instrucción judía. Este rabino oficiaba en la sinagoga a la que Regina junto a su madre y su hermano asistían a menudo.

En 1924, Jonas se inscribió en la Academia para la Ciencia del Judaísmo, institución liberal que también aceptaba a mujeres como estudiantes y, desde los primeros días, ella se distinguió de sus compañeras al ser la única que aspiraba a ordenarse como rabino.

Este objetivo la llevó a concluir sus estudios en 1930 al presentar una tesis con el tema: “¿Puede una mujer ser rabino de acuerdo con la Halajá?” En este texto, intentó demostrar que la equidad de género era parte de las fuentes legales judías y que, por lo tanto, sí era posible.

Su tesis fue respaldada por el profesor Eduard Baneth, quien falleció antes de que Regina Jones se titulara.  Su trabajo quedó a cargo de otro reconocido profesor de Talmud, Hanoch Albeck, quien no compartía el punto de vista de Baneth sobre la ordenación femenina, situación por la cual Regina Jonas solo pudo graduarse como profesora de religión.

Sin embargo, en 1935, Max Dienemann, Director Ejecutivo del Congreso de Rabinos Liberales, aceptó ordenarla. Poco a poco, ella comenzó a predicar en congregaciones y ofició servicios religiosos en el Hospital Judío; pero esto le fue cada vez más complicado tras el inicio de la persecución por parte de los nazis.

Pese a ello, Jonas ofrecía servicios en sinagogas liberales de Berlín y daba clases en la WIZO y otras organizaciones. Tras la Noche de los Cristales Rotos (1938), se ocupó también de personas vulnerables y visitó muchas comunidades judías en Alemania en distintas ciudades como Frankfurt, que habían quedado sin rabino.

CAPTURA, ESTANCIA  EN THERESIENSTADT Y MUERTE

El 6 de noviembre de 1942, Regina Jonas y su madre fueron enviadas al campo de Teheresienstadt, donde continuó trabajando al servicio de la comunidad judía con el famoso psicólogo Viktor Frankl. Ambos se encargaban de aliviar el sufrimiento emocional y espiritual de los prisioneros, intentando evitar los suicidios dentro del campo. Durante casi dos años, Regina Jonas se desempeñó en oficios religiosos dentro de Teheresienstadt, hasta que el 12 de octubre de 1944 ella y su madre fueron trasladadas al campo de Auschwitz, donde fueron asesinadas.

SU ESPACIO EN LA HISTORIA

Hasta 1990, nada se sabía de Regina Jonas pese a lo importante que había sido: no había registros sobre ella ni fue mencionada por ninguno de los sobrevivientes al Holocausto, incluyendo al doctor Viktor Frankl (es probable que la razón de que él jamás mencionara a Jonas fuera lo que escribió en el prólogo de su libro El hombre en busca de sentido, donde aseguraba que borró de su memoria todo lo que sucedió antes de que él ingresara a las puertas de Auschwitz). De hecho, se pensaba que la primera mujer ordenada como rabino era Sally Priesand, que fue la primera rabino americana, ordenada en 1972.

La historia de Jonas se conoció gracias a la doctora Katerina von Kellenbach, que viajó a la Alemania Oriental luego de la caída del muro de Berlín para investigar en el Archivo Central de los Judíos sobre las mujeres que buscaban ser rabino en Alemania durante los años 30.

Ahí, Kellenbach encontró un sobre con el Certificado de Enseñanza de Regina Jonas, además de una foto suya vistiendo una túnica rabínica y sosteniendo un libro y un documento firmado por Max Dienemann, y a partir de este descubrimiento comenzó a buscar más información sobre ella.

LEGADO

Regina Jonas ha sido la inspiración de muchas mujeres dentro y fuera de la comunidad judía para defender la equidad de género. Por ejemplo, Judy Nowominski, la décima rabino ordenada en Argentina, y que desde 2015 está a cargo de la comunidad judía de Bet-Hilel, en Palermo. Nowominski asegura que las diferencias de su rabinato con el de los hombres se debe a que todos tienen un estilo distinto y no al hecho de que ella sea mujer.

En honor de Jonas se han develado placas y hay un sendero en Alemania con su nombre; además, en 2013, Diana Groó dirigió la película Regina, un documental biográfico. Por su parte, Elisa Klapheck (primera mujer rabino en los Países Bajos) escribió un libro titulado Fraulein Rabbiner Jonas: la historia de la primera mujer rabino y también estableció la  Casa Deborah en Berlín, un espacio comunitario diseñado para servir como lugar de encuentro de feministas judías de todo el mundo, y en el cual hay una enorme foto de Jonas acompañada de la frase: Historias como las de Regina Jonas, hoy inspiran la renovación de la vida judía en Alemania.

Nunca se sabrán las causas por las cuales aquellas personas que conocieron a Regina Jonas decidieron no mencionarla durante tanto tiempo. Sin embargo, la historia a veces devuelve el lugar que se merecen a aquellos que parecían haber sido olvidados para siempre. Quizá en el futuro, sabremos de otros casos como el de Regina Jonas: casos de personajes admirables que aún caminan en las penumbras de la historia.

 

Referencia: 

Dayan, A., (2004), A Forgotten Myth, HAARETZ, Israel, recuperado de: https://www.haaretz.com/1.4679285

Grau, C., (2015), JUDY NOWOMINSKI: “MI RABINATO ES DISTINTO AL DE LOS HOMBRES, NO PORQUE SEA MUJER, SINO PORQUE TODOS SOMOS DIFERENTES”, Hombres y Mujeres, Buenos Aires, recuperado de: https://reciprocidadhym.wordpress.com/2015/06/05/mi-rabinato-es-distinto-al-de-los-hombres-no-porque-sea-mujer-sino-porque-todos-somos-diferentes/

Klapheck E., (sin año), Regina Jonas, Jewish Women’s Archive, recuperado de: https://jwa.org/encyclopedia/article/jonas-regina

2 de agosto de 1943: Rebelión de prisioneros en el campo de Treblinka

Raquel Castro

A menos de dos horas en automóvil de la ciudad de Varsovia, en medio de un bosque, se encontraba el campo de exterminio de Treblinka, construido por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. En las cámaras de gas de Treblinka, que funcionó apenas un año tres meses, fueron asesinados entre 700 000 y 900 000 judíos, así como alrededor de 2 000 gitanos.

Sin embargo, uno de los datos que vuelven especialmente interesante a Treblinka es que el 2 de agosto de 1943 hubo una revuelta organizada por prisioneros del campo. La organización fue minuciosa y comenzó desde principios de ese año, cuando un grupo de internos formó un grupo subterráneo de resistencia con la intención de ganar el control del campo y liberar a los presos.

El primer líder del movimiento fue el médico judío Julian Chorążycki, quien había llegado a capitán del ejército polaco, y que cometió suicidio, para no delatar a sus compañeros, cuando se dio cuenta que su captura era inminente. Después de él, tomó el mando otro médico que también había sido oficial del ejército polaco, Berek Lajcher, y con él participaron, entre otros, la doctora Irena Lewkowska, Rudolf Masaryk (que murió durante la revuelta), Marceli Galewski y Samuel Rajzman; pero contaron con el apoyo de muchas más personas.

La fecha del levantamiento fue elegida de manera práctica: el 2 de agosto de 1943 fue lunes, día en que normalmente no trabajaban las cámaras de gas. Un grupo de guardias, compuesto por alemanes y ucranianos, había aprovechado la ocasión para salir de excursión, cosa que aprovecharon los internos, quienes se escurrieron en la armería (usando una llave que habían duplicado tiempo antes) y robaron veinte granadas de mano, unos 25 rifles y tantas pistolas como pudieron.

La revuelta comenzó minutos antes de las 4 de la tarde y duró cosa de media hora, tiempo en el que la insurgencia judía, conformada por unas 700 personas, volaron edificios, incendiaron un tanque de petróleo y quemaron varias estructuras cercanas.

Al final, fueron cerca de 200 personas las que lograron escapar del campo. Algunas se escondieron en los bosques cercanos y se unieron a los partisanos; otros fueron ayudados por campesinos polacos. De ellos, sólo se sabe de unos 70 que lograron sobrevivir hasta el final de la guerra.

Más adelante, algunos de los sobrevivientes escribieron sus testimonios, para que quedara constancia del grupo de valientes que arriesgó (y, en su mayoría, perdió) la vida para defender su dignidad, la de sus compañeros de cautiverio y, en general, la de todas las víctimas del horror nazi. Tal fue el caso de Jankiel Wiernik (1889 – 1992), judío polaco que sobrevivió al escape y que escribió sus memorias casi de inmediato. Éstas fueron publicadas bajo el título Rok w Treblince (Un año en Treblinka), que fue editado originalmente en 1944 por organizaciones subterráneas de resistencia y circuló en la Europa todavía ocupada por los Nazis. Por cierto: una edición en español del libro de Wiernik, publicada en 1945 por la Asociación Editorial Pro Cultura, puede ser consultada en la biblioteca del CDIJUM.

24 de julio de 1922: Se ratifica la Declaración de Balfour

Luis Fernando Meneses

En busca de un hogar para la comunidad judía mundial, en noviembre de 1917 el Ministro británico de Relaciones exteriores Arthur James Balfour, dirigió una carta privada a Lord Rothschild, miembro de la comunidad judía en Gran Bretaña. Años después, el 24 de julio de 1922, la Liga de Naciones Unidas oficializó este documento al que se conoce como la Declaración de Balfour. ¿De qué se trató?

Luego de que terminó la Primera Guerra Mundial, se delinearon y delimitaron las fronteras que marcaban la existencia de los territorios de Siria, Líbano, Irak y Palestina. Tras el envío de esta carta y la ratificación de 51 naciones de la Liga de las Naciones Unidas, se reconoció la legalidad y la legitimidad internacional de estos países.

La Declaración de Balfour pretendía facilitar el establecimiento de un hogar nacional para el pueblo judío en Palestina, pese a que la inmigración de esta comunidad a dicha nación comenzó mucho antes.

La Conferencia de Potsdam: el destino de Alemania

Luis Fernando Meneses, con información de Francisco Acosta

A lo largo de la historia, el mundo ha sido testigo de diversos acuerdos, reuniones internacionales y decisiones que han elegido el rumbo a seguir en el contexto mundial. Uno de estos grandes actos que marcó la historia fue la Conferencia de Potsdam, una reunión llevada a cabo precisamente en Potsdam, Alemania, entre el 17 de julio y el 2 de agosto de 1945.

Durante estos días, los líderes de la Unión Soviética, el Reino Unido y los Estados Unidos – el secretario general del Partido Comunista, Iósif Stalin, el primer ministro Clement Attlee y el presidente Harry S. Truman, respectivamente–, tomaron decisiones referentes al futuro de Europa, luego de terminada la Segunda Guerra Mundial. Se decidió que fueran estos los participantes ya que se consideraron como los más poderosos aliados que derrotaron a las potencias del Eje (Alemania, Italia y Japón), aunque posteriormente Francia participó en la Conferencia.

Fue allí que se determinó entre otras cosas el destino de Alemania y Austria como naciones (vale la pena recordar que este país fue considerado como “el primer país libre que fue objeto de la típica política de la agresión de Hitler y debería ser liberado del dominio alemán”, de acuerdo con la Declaración de Moscú el 1 de noviembre de 1943).

Luego de la rendición de Alemania el 8 de mayo de 1945, se inició esta conferencia con el objetivo de decidir la administración del territorio de aquel país, además de alcanzar un orden mundial de posguerra por medio de tratados de paz y el estudio de los efectos que había tenido la guerra. Los acuerdos alcanzados fueron los siguientes:

  • La devolución de todos los territorios europeos anexados a la Alemania nazi desde 1938, incluyendo la separación de Austria.
  • Las llamadas 5 ‘D’: desmilitarización, desnazificación, descentralización, desindustrialización y democratización. Esto tendría que llevarse a cabo en Alemania lo antes posible y consistía en desarmar al país, además de desaparecer toda muestra de nacionalismo, pues seguía considerándose como un peligro para todo el mundo.
  • La división del territorio alemán en cuatro zonas de ocupación que serían repartidas entre la Unión Soviética -con una mayor parte de territorio otorgado luego de que fuera la nación más dañada-, Gran Bretaña, Estados Unidos y Francia.
  • La persecución de los criminales de guerra nazis, y la instauración de un tribunal internacional para que los responsables fueran juzgados por crímenes de guerra.
  • El establecimiento temporal de la frontera del territorio entre Polonia y Alemania.
  • El reasentamiento de las minorías alemanas dentro de los nuevos límites del territorio de la nación.
  • La creación de un fondo para la reconstrucción. Los aliados estimaron los daños dentro de su territorio en 200 mil millones de dólares, de los cuales, solo se obligó a Alemania pagar 20 mil millones en productos industriales y mano de obra (sin embargo, esta deuda fue evitada por la Guerra Fría).
  • La declaración de los términos de la rendición de Japón.
  • El compromiso de tratar el resto de los asuntos en una conferencia de paz.
  • La oposición de que España entrara a la Organización de las Naciones Unidas debido a la ruptura de la relación que quería Stalin con el gobierno de Francisco Franco.
  • Un ultimátum para Japón, que debía rendirse sin condiciones.

Aunque en un principio las naciones integrantes de esta negociación estaban dispuestas a colaborar para cumplir los acuerdos, muchos se incumplieron en el plazo de un año, quizá debido a la tensión y alejamiento de la Unión Soviética con los gobiernos de Europa Central y Estados Unidos, lo que más tarde daría como resultado el comienzo de la Guerra Fría.

Referencia:
Sin autor, Se llevó a cabo la Conferencia de Potsdam, History Channel, recuperado de: https://mx.tuhistory.com/hoy-en-la-historia/se-llevo-cabo-conferencia-de-postdam
Sin autor, Comienza la Conferencia de Potsdam, History Channel, recuperado de: https://mx.tuhistory.com/hoy-en-la-historia/comienza-la-conferencia-de-potsdam

En memoria de seis millones de almas

Desde 1959, el día 27 del mes de Nisán del calendario hebreo es conocido como Yom HaShoah, es decir, día en memoria de las víctimas del Holocausto. Originalmente, se había propuesto la fecha del 15 de Nisán, por ser el aniversario de la revuelta del Gueto de Varsovia; pero se optó por recorrerla para evitar que coincidiera con la fiesta de Pésaj. Dado que el calendario hebreo es lunar, la fecha no es fija en el calendario gregoriano (que es el que usamos en Occidente).

En Israel, la conmemoración consiste en que, a las 10:00 de la mañana, las sirenas aéreas suenan por dos minutos; los vehículos se detienen y la gente se queda en silencio. Además, todo el día cierran los establecimientos públicos.

Aquí pueden ver un video de hace unas horas: es la conmemoración de Yom HaShoah de este año.

 

Por otra parte, el CDIJUM recibió hoy una donación de libros, revistas y otros objetos por parte del Sr. Mayer Zaga, Vicepresidente del Patronato. Entre las publicaciones recién llegadas se encuentra Shoá, un libro editado en el año 2000 por el Colegio Hebreo Monte Sinaí, con textos y dibujos relacionados con el Holocausto, hechos por estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria de esa institución.

Les compartimos la portada y uno de los textos:

 

 

El problema y la solución

La venganza no siempre es dulce,
el odio no siempre es mutuo, ni enseñado,
el dolor no viene de la misma manera,
la salida no es la matanza,
las palabras son el arreglo,
la dureza del corazón es como un hielo,
pero más frío y duro,
son causas y consecuencias,
recordemos lo que hicieron
y no dejemos que vuelva a pasar.

Violeta Palombo Levy (2o de secundaria)

 

Conmemorando a las víctimas del Holocausto

 

Desde 2005, la UNESCO promueve que el 27 de enero de cada año se rinda tributo a las víctimas del Holocausto. La fecha se eligió porque es el día en que se conmemora la liberación del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau, realizada en 1945 por las tropas soviéticas.

Cada ocasión, la UNESCO elige diferentes puntos focales para reflexionar sobre ellos. Para 2018, el lema es: Recordación y enseñanza del Holocausto: nuestra responsabilidad compartida, y, de acuerdo con la propia UNESCO, “este lema pone de relieve la dimensión universal del Holocausto y resalta que la educación sobre esta tragedia debería fomentar el total rechazo de la humanidad ante toda manifestación de racismo, violencia y antisemitismo”.

Sumándonos a la conmemoración, les dejamos algunas ligas de interés (en español) relacionadas con el tema:

La página oficial de la UNESCO sobre la fecha.

Un texto de 2012, de la National Geographic, que explica muy bien la conmemoración.

El sitio de Yad Vashem, Centro Mundial de Conmemoración de la Shoá (¡muy completo y recomendable!).

La cronología del Holocausto, en el sitio de Yad Vashem México.

También dentro de la página de Yad Vashemn México, algunos testimonios de sobrevivientes.

Las últimas cartas desde el Holocausto, un artículo de la revista Aurora.

En El País, un artículo sobre un album de fotografías recién descubierto.

De nuestro propio blog, un texto de Johana Rabinovich sobre una heroína poco conocida.

 

Por último, les compartimos un documental del año pasado sobre el campo de concentración de Auschwitz:

 

Un día como hoy nace Neil Diamond


El 24 de enero de 1941 nació Neil Diamond, descendiente de inmigrantes rusos y polacos avecindados en Nueva York, Estados Unidos. Con 38 canciones en el Top 10 de Billboard, considerado uno de los cantautores más importantes de la música popular de los Estados Unidos.

Aquí, un fragmento de la película “The Jazz Singer”, donde Diamond canta “Kol Nidrei”, la plegaria que se recita en Yom Kippur:

Vidal Sassoon: más que un estilista

 

El 17 de enero de 1928 nació Vidal Sasson, hoy recordado sobre todo por ser un gran estilista, el “padre de la peluquería moderna”. A algunos les podría parecer algo trivial, pero realmente estamos ante un personaje complejo, interesante y que fue ejemplo e inspiración para muchos.

Sassoon nació en Inglaterra en el seno de una familia judía muy pobre. La familia de Jack, su padre, provenía de Salónica y la de Betty, su madre, de Ucrania. Cuando Jack dejó a su familia, ella tuvo que mantener sola a sus dos hijos y, en un momento de extrema dificultad económica, envió a los niños a un orfanato judío donde estuvieron siete años, cuando, vuelta a casar, pudo volver a encargarse de ellos. Betty fue quien recomendó a Vidal (cuando éste era aún un muchachito) que entrara como aprendiz a la peluquería de Adolph Cohen, para que tuviera un oficio estable.

A los 17 años de edad, dado que era demasiado joven para entrar al ejército y pelear en la Segunda Guerra Mundial, Vidal ingresó en una asociación clandestina antifascista. A los 20, se fue a Israel y se enroló en la Haganá (antecesora de las Fuerzas Armadas Israelíes) y luchó en la guerra del 48. Más adelante volvió a Londres, donde continuó su preparación como estilista y abrió su propio salón 1954. Desde entonces, Sassoon decidió crear cortes de cabello de fácil mantenimiento, lo que en su momento fue revolucionario y considerado transgresor, aliado del feminismo y de la búsqueda de la equidad en una época en la que era poco común que las mujeres no estuvieran encadenadas a peinados complicados y productos de belleza caros. Uno de sus cortes más influyentes fue el “pixie” que hizo para Mia Farrow en El bebé de Rosemary.

Con el paso del tiempo, los negocios de Sassoon se diversificaron e incluyeron salones en Estados Unidos y una línea de productos de belleza. A la par, realizó una importante labor humanitaria a través de su propia fundación y fundó un Centro Internacional para el estudio del Antisemitismo, que sigue funcionando en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Sassoon falleció en 2012 a causa de una leucemia, pero su legado, tanto estético como filantrópico, permanecen hasta hoy.

(En esta liga, el obituario de Sassoon en Diario Judío).