Centro de Documentación e Investigación Judío de México

La incansable lucha de Clara Zetkin

Clara Zetkin realizó sus estudios en una escuela de Leipzig que defendía el derecho a la educación para las mujeres.

Por Miranda Arango Morales

Clara Eissner (nombre de soltera) fue una mujer fuertemente ligada a la historia, no solo del pueblo judío, sino también de Alemania y de algunos movimientos de carácter internacional, concretamente, el feminismo. Nació el 5 de julio de 1857 en Weidenau, Alemania y falleció el 20 de junio de 1933 en Arjanguelskoie, Moscú y con motivo de su aniversario luctuoso, te contamos sobre ella.

Su padre fue organista y su madre, Joséphine Eissner fue una mujer interesada por cuestiones feministas que posiblemente influyó para que su hija siguiera esa ruta. Clara Zetkin realizó sus estudios en una escuela de Leipzig que defendía el derecho a la educación para las mujeres. Aquí estuvo en contacto con estudiantes de origen ruso, entre los cuales se encontraba posiblemente Ossip Zetkin, su primer esposo, con quien tuvo dos hijos y vivió durante algunos años.

Carrera política y legado en el movimiento feminista

En 1878 se afilió al Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD, por sus siglas en alemán). Sin embargo, debido a las prohibiciones en contra del movimiento socialista en Alemania que fueron impuestas por Otto von Bismarck, Clara Zetkin decidió exiliarse en Suiza y París, donde pasó la mayor parte de la década. Allí escribió y distribuyó literatura de manera clandestina.

Para 1890 volvió a Alemania y se hizo cargo de la organización de la sección femenina del partido. Además, entre 1891y 1917 editó el periódico Die Gleichheit (La Igualdad), que durante muchos años fue el órgano de prensa del movimiento socialista femenino internacional. En este diario había secciones sobre distintos temas como el derecho al voto femenino, el salario de las mujeres, así como otros temas de caracter político y social.

Cabe mencionar que Zetkin tomó las riendas de la publicación cuando ésta atravesaba un momento crítico y su gestión fue bastante exitosa, aumentando el tiraje de 4,000 a 100,000 ejemplares en una década.

En 1907, Clara Zetkin lideró la Primera Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas celebrada en Stuttgard, en la que participaron 58 delegadas de 15 países. En esta reunión se estableció un secretariado de la organización y se decidió que fuera ella quien lo encabezara.

¡Sigue con nosotros! Te invitamos a seguir leyendo sobre mujeres judías destacadas como Emma Lazarus, Anna Seghers, Golda Meir o Regina Jonas

Apenas 3 años después, en agosto de 1910, tuvo lugar la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, en Copenhague. Este fue el marco en el que Clara Zetkin junto a Käte Duncker, representantes el Partido Socialista Alemán, realizaron la propuesta de establecer un Día Internacional de la Mujer, misma que fue aprobada con entusiasmo por las asistentes. Así, un año más tarde, en marzo de 1911 se celebró por primera vez en algunas partes del continente europeo el Día Internacional de la Mujer, movilizaciones en las que se dieron cita más de un millón de mujeres, sobre todo en Alemania, Suiza, Austria y Dinamarca.

Clara Zetkin en contra de la guerra

Previo y durante la Primera Guerra Mundial también se mantuvo activa con una postura de rechazo al conflicto, llegando a criticar incluso al SPD, esto en relación a la prohibición gubernamental de realizar huelgas obreras durante el conflicto armado, ante la cual el partido político no se pronunció de ninguna manera. Asimismo, hizo un llamado a las madres para manifestarse en contra de que sus hijos fueran llevados a luchar.

En marzo de 1915 convocó a una tercera conferencia internacional de mujeres socialistas en la ciudad de Berna, Suiza. Durante esta reunión se condenó el conflicto bélico bajo la consigna “guerra a la guerra”. Sin embargo, producto de las opiniones que solía expresar en torno al tema, fue arrestada en varias ocasiones, lo que la imposibilitó de intervenir activamente durante algunos meses.

Sumado a esto, al año siguiente se le prohibió hablar en público y fue excluida del Partido Socialdemócrata Alemán junto a otros militantes, incluida la teórica marxista (también de origen judío) con la que forjó una gran amistad: Rosa Luxemburgo.

De este desprendimiento del SPD se dio la creación del grupo internacional conocido como Liga Espartaquista, así como del Partido Socialdemócrata Independiente de Alemania (USPD, por sus siglas en alemán).

Luego de la Revolución de Noviembre, en 1919 se fundó el Partido Comunista de Alemania (KPD), del que figuró como representante en el Reichstag de 1920 a 1933. Al respecto, en 1932, mientras figuraba como la presidenta del parlamento por ser el miembro de mayor edad, hizo un llamado para rechazar el nazismo. Sin embargo, con el ascenso de Hitler al poder, el KPD fue abolido y Zetkin decidió exiliarse en Moscú, donde vivió hasta el final de sus días.

Referencia.

Auffret S., (2020), La gran historia del feminismo, La esfera de los libros, Madrid, pp. 415-418, recuperado de: http://www.teqroo.org.mx/2018/IgualdadGenero/Libros/GranHistoriaFeminismo.pdf

Martínez J., (2017), Clara Zetkin, pionera del movimiento de mujeres socialistas, Contexto y acción, en línea, consultado el 8 de junio de 2022, recuperado de: https://ctxt.es/es/20170802/Culturas/13944/clara-Zetkin-rosa-luxemburgo-ctxtsocialismo-feminismo.htm

Sin autor, Clara Zetkin, biografía, UNAM, consultado el 8 de junio de 2022, recuperado de: https://catedraunescodh.unam.mx/catedra/ClaraZetkin/indexae82.html?option=com_content&view=article&id=11&Itemid=13

Agregar un comentario

Dona ahoraApoya al CDIJUM