Entradas

A 45 años de la Guerra de Yom Kippur

Luis Fernando Meneses

Un día como hoy, pero de 1973, comenzó un conflicto armado entre Israel por un lado y Egipto y Siria por el otro; el cual se conoce con el nombre de Guerra de Yom Kippur debido a que, en aquel año, dicha celebración judía fue celebrada en este día del calendario gregoriano.

La guerra de Yom Kippur fue provocada por dos factores principales: el fracaso en la resolución de los problemas derivados de la Guerra de los Seis Días (1967) y el ataque de parte de Siria y Egipto en contra de Israel el 6 de octubre de ese mismo año.

El contraataque israelí comenzó el 10 de octubre, fecha para la cual tanto la URSS como los Estados Unidos habían enviado ayuda a Egipto e Israel respectivamente (hay que recordar que dicha guerra se desarrolló de la Guerra Fría y el país norteamericano no quería la victoria de los egipcios por ser aliados de la Unión Soviética).

Las hostilidades duraron 19 días: el 25 de octubre se dieron por terminados los actos violentos luego de que la ONU solicitara un alto al fuego de forma inmediata. El saldo estimado de muertos tras el enfrentamiento fue de 15000 personas (8500 árabes y 6000 israelíes).

De alguna manera, el resultado fue favorable para ambas partes: Egipto recuperó la península de Sinaí y, por otro lado, dicha nación –el país árabe más grande-, a su vez reconoció la existencia del Estado de Israel. En 1979, ambos países firmaron un acuerdo de paz.

1 de septiembre de 1939: Estalla la Segunda Guerra Mundial

Luis Fernando Meneses 

La Segunda Guerra Mundial comenzó oficialmente el 1 de septiembre de 1939. Un año antes, Alemania había firmado el acuerdo de München – con el cual anexó a su dominio una región de Checoslovaquia-. Con esto, Francia y Gran Bretaña creían que se había evitado la guerra. Sin embargo, Adolfo Hitler tenía otros planes. 

Alemania, de a poco, fue tomando el control de sus nuevos territorios y los ministros francés y británico volvieron a sus países con la confianza de que todo había concluido y de que la guerra jamás pasaría. 

El 23 de agosto de 1939, la URSS y Alemania firmaron un pacto de no agresión, en el cual además se establecían el reparto de Europa Oriental. Tan sólo tres días después, Hitler invadió Polonia usando como pretexto un supuesto ataque de las tropas polacas a una antena de radio. 

El 1 de septiembre los alemanes bombardearon la ciudad de Wileun, destruyendo el 75% de la región. De esta manera, comenzaron las hostilidades del conflicto bélico más sangriento de la historia.