Entradas

Carl Bernstein y la renuncia de un presidente

Por Luis Fernando Meneses

Una de las vertientes del oficio del periodista es el periodismo de investigación, mismo que tiene como finalidad sacar a la luz aquellos casos que debido a su naturaleza se mantienen ocultos.

Sin duda alguna, uno de los periodistas de investigación más influyentes del siglo XX es Carl Bernstein, nacido el 14 de febrero de 1944 en Washington D.C., famoso por desenmascarar junto con Bob Woodward el escándalo Watergate, trabajo que los hizo merecedores de un Premio Pulitzer en 1973.

La carrera profesional de Bernstein comenzó en el The Washington Post en 1966, lugar donde se estableció durante una década.

Caso “Watergate

Además del gran prestigio que otorgó al The Washington Post (periódico en el que comenzó la carrera profesional de Bernstein en 1966 y donde laboraba al ocurrir el caso que nos ocupa), así como a ambos periodistas, esta investigación contribuyó en gran parte para que el entonces presidente de los Estados Unidos Richard Nixon dimitiera de su cargo, siendo hasta el momento el único mandatario estadounidense en hacerlo.

Todo comenzó la madrugada del 17 de junio de 1972 cuando cinco hombres fueron arrestados en el edificio Watergate -sede del Comité Nacional Demócrata, ubicado en Washington- cuando colocaban interventores en las comunicaciones y fotocopiaban documentos.

The Washington Post hizo pública esta noticia el 19 de junio y, de forma inmediata, el gobierno de los Estados Unidos negó que dichas personas tuvieran relación alguna con el mandatario norteamericano o alguien de su equipo.

 Sin embargo, las investigaciones descubrieron que sí había vinculación entre los detenidos y algunos de los organizadores del comité encargado de la reelección del presidente Nixon, ya que encontraron el contacto de algunos de ellos en libretas que traían consigo a los implicados.

En octubre de ese mismo año, se supo que el Watergate era sólo una parte de todo el espionaje que se hacía desde el gobierno de Nixon en contra del partido demócrata.

En un principio, el mandatario estadounidense no tenía idea de lo que estaba sucediendo; sin embargo, al enterarse pidió que se ocultara toda la información al respecto.

A la par, Carl Bernstein y Bob Woodward eran informados sobre ciertos detalles de la investigación por un agente del FBI, con lo cual fueron nutriendo su investigación.

En marzo de 1974, siete ayudantes de Nixon fueron acusados de conspirar para obstaculizar la investigación del caso, por lo cual se dijo que el presidente estaba implicado también.

Todo terminó el 8 de agosto, cuando Nixon ofreció un mensaje en cadena nacional en el que dijo que no buscaría la reelección debido a que no contaba con el apoyo suficiente de las autoridades para tal fin.

Al final, la administración de Nixon fue acusada de asalto político, soborno, extorsión, interferencia ilegal de comunicaciones, conspiración, obstrucción de la justicia, destrucción de pruebas y fraude tributario.

Por cierto: gracias a este escándalo y al nombre que recibió, el sufijo ‘gate’ es usado para nombrar otros casos de corrupción.

Reconocimiento para Bernstein y Woodward

El 7 de mayo de 1973, el jurado encargado de elegir a los ganadores del Premio Pulitzer otorgó al The Washington Post el galardón en la categoría de Servicio Público (la distinción más importante que no tiene un premio económico pero sí una medalla de oro) por el reportaje de Watergate de Bernstein –entonces con sólo 29 años de edad-, y Bob Woodward.

Posteriormente, Bernstein ocupó el puesto de jefe de la oficina de Washington y fue corresponsal de ABC News. Asimismo, impartió clases en la Universidad de Nueva York y ha colaborado con publicaciones para la revista Time, USA Today, Rolling Stone, The New Republic. Actualmente es editor colaborador de la revista Vanity Fair.

Entre sus obras destacan:

  • El escándalo Watergate, en 1974.
  • The Final Days (Los últimos días), en 1976.
  • Loyalties. A son’s memoir (Lealtades. Memorias de un hijo), en 1990.
  • His Holiness. John Paul II and the Hidden History of Our Time (Su santidad. El Papa Juan Pablo II y la historia de su tiempo), en 1996.
  • A Woman in Charge. The Life of Hillary Rodham Clinton (Una mujer a cargo. La vida de Hillary Clinton), en 2007.

 

Referencia:

Sparrow T. (2014), Watergate, la renovación de un edificio que marcó el fin de Richard Nixon, BBC News, recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/08/140808_eeuu_40_aniversario_renuncia_nixon_watergate_edificio_tsb

Busca biografías, Carl Bernstein, recuperado de: https://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/2463/Carl%20Bernstein

Solomon Guggenheim y un museo en México que jamás existió

Por Luis Fernando Meneses

Es sabido que a lo largo de la historia diversas personas se han dedicado a coleccionar arte como uno de sus pasatiempos preferidos. Entre los más destacados en esta labor se encuentra Solomon R. Guggenheim, quien nació un día como hoy pero de 1861 en Philadelphia, Estados Unidos.

En 1919, años después de avocarse a la minería y metalurgia, negocio familiar, decidió retirarse para dedicarse por completo a su colección de arte, que fue creciendo con el paso de los años con ayuda de su amiga Hilla Rebay.

En 1937, creó una fundación que sigue vigente hasta nuestros días y lleva su nombre, misma que desde su creación fue pensada para hacer promoción del arte moderno.

Posteriormente, pidió ayuda a Rebay para elegir al arquitecto que estaría encargado de edificar un museo donde se exhibirían las piezas que había adquirido hasta entonces; de tal suerte que el proyecto quedó en manos del arquitecto Frank Lloyd Wright, que entonces era el más famoso del mundo.

Solomon Robert Guggenheim falleció el 3 de noviembre de 1949.

El museo fue terminado 15 años después de que se encargara, una década  posterior a la muerte de Guggenheim y 6 meses después del fallecimiento de Frank Wright. Esto a consecuencia de que la propuesta de construcción causó mucha controversia, sin embargo, al quedar finalizado, el edificio por sí solo se convirtió en una obra de arte según los expertos. Con todo, muchos artistas lo han criticado por ensombrecer las obras expuestas en él y por la dificultad de colgar apropiadamente las pinturas.

Actualmente, además del museo de Nueva York, hay sedes en Venecia (1979), Bilbao (1997) y Abu Dhabi (2018). Algunas otras han sido canceladas como uno que estaba previsto en la ciudad de Guadalajara (México), en Helsinki (Finlandia) y uno más en Vilna (Lituania) y un par de sedes en Las Vegas, E. U. (2001 – 2008) y Berlín, Alemania (1997 – 2012) han sido clausuradas.

La sede Guggenheim de Guadalajara

En cuanto a la sede del museo Guggenheim que pudo existir en Guadalajara, el proyecto consideraba estuviera ubicada en el parque mirador Independencia, la barranca de Huentitán en la Zona Metropolitana. En 2005 la Fundación Solomon R. Guggenheim y el gobierno de Jalisco realizaron en conjunto el estudio de factibilidad y se tenía pensado que la obra fuera concluida a finales de 2008. Sin embargo y pese a la fuerte inversión que el estado mexicano inyectó al proyecto (derivada de del presupuesto federal, estatal e iniciativa privada), en 2009 se anunció su cancelación debido a que la fundación Guggenheim decidió invertir el capital en el proyecto de Abu Dhabi en los Emiratos Árabes Unidos.

Asimismo, de acuerdo a un artículo de opinión de Leo Zuckermann en Excélsior publicado el 6 de mayo de 2015:

…el director de Estrategia Global de la Fundación Solomon R. Guggenheim afirmó que el proyecto de museo para Guadalajara se había suspendido “fundamentalmente por una cuestión relacionada con la crisis económica [de aquel año], que impidió a las autoridades mexicanas tomar las decisiones que debían tomar en el plazo adecuado”. (Zuckermann, 2015)

De cualquier manera, Solomon Guggenheim quedará inmortalizado en la memoria del mundo como uno de los filántropos más importantes del siglo XX y de la historia.

 

Referencia:

Zuckermann L., (2015), Del Guggenheim a los narcobloqueos, Excélsior, México, recuperado de: https://www.excelsior.com.mx/opinion/leo-zuckermann/2015/05/06/1022608.

Universia, (2010) Muere Solomon R. Guggenheim, Universia México, recuperado de: noticias.universia.net.mx/en-portada/noticia/2010/11/03/672328/muere-solomon-r-guggenheim.html.

Rostros del Derecho estadounidense: Louis Brandeis

Por Luis Fernando Meneses

Uno de los juristas más importantes de la primera mitad del siglo XX fue sin duda Louis Brandeis, un juez asociado de la Corte Suprema de los Estados Unidos entre 1916 y 1939 que fue el primer judío en ocupar dicho puesto.

A la edad de 20 años se matriculó en la Escuela de Leyes de Harvard con el que, hasta entonces, fue el promedio de calificaciones más alto en la historia de dicha universidad.

Al inicio de su carrera, el “Abogado del pueblo” -como se le conocería más tarde- se estableció en Boston, donde comenzó a ganar cierta fama al trabajar en favor de causas sociales en beneficio de la comunidad.

Entre sus aportaciones al derecho universal se encuentra el haber desarrollado el concepto de “derecho a la privacidad”. En 1890, escribió uno de los artículos más famosos de la Universidad de Harvard, en el que argumentaba que el derecho a la privacidad era importante: “… para proteger a los estadounidenses en sus creencias, sus pensamientos, sus emociones y sus sensaciones”. El texto cobró tal reelevancia, que el jurista Roscoe Pound dijo que había logrado “nada menos que la adición de un capítulo a nuestra ley”, refiriéndose a la estadounidense.

Asimismo publicó un libro titulado El dinero de otras personas, donde sugería formas de frenar el poder de los bancos y grupos financieros. Más tarde, luchó en contra de monopolios, corrupción pública y el consumismo de masas, mismo que consideraba perjudicial para la sociedad de los Estados Unidos.

Más tarde, se convirtió en uno de los miembros activos más importantes del movimiento sionista, que él veía como una solución para el antisemitismo en Europa y Rusia, además de una oportunidad de revivir el espíritu judío.

Cuando su situación económica se encontraba estable, se enfocó en trabajar en casos de orden público, por lo que, además de “el Abogado del pueblo”, se le llamó “el Robin Hood de la ley”. En algunas ocasiones insistía en no cobrar honorarios por sus servicios en beneficio de la gente.

Aunque su nominación para ser miembro de la Suprema Corte de los Estados Unidos se vio afectada por aquellos que no querían que alguien tan incorruptible perteneciera al grupo, fue el primer judío en ser nombrado juez de la Corte Suprema y ocupó un lugar en el Senado del país norteamericano, donde se convirtió en una de las figuras más influyentes de todos los tiempos. De hecho, durante su estancia en este órgano, sus opiniones fueron catalogadas como las más grandes defensas de la libertad de expresión y el derecho a la intimidad, según los estudiosos de la disciplina.

Brandeis creía que una sociedad democrática dependía de derechos individuales como la libertad de expresión y el derecho a no hablar de nadie. Pero la democracia también conllevaba responsabilidades: “La oficina política más importante es la del ciudadano privado”, escribió Brandeis al principio de su carrera. Además, dice la escritora especialista en Derechos Humanos Philippa Strum, Brandeis creía que la libertad de expresión está inextricablemente vinculada al deber de cada ciudadano de participar en el proceso democrático: debatir las ideas del día y hacer que los responsables de las políticas conozcan su voz y votar.

Universidad Brandeis

Louis Brandeis falleció en 1941 debido a un infarto al miocardio a los 81 años de edad. Siete años después (1948), fue fundada la Universidad de Derecho privada que lleva su nombre, situada en Waltham, Massachusetss.

De acuerdo con la información en la página de dicha universidad, con la construcción de este instituto, la comunidad judía de los Estados Unidos buscó que se estableciera un lugar donde se pusieran en práctica los valores y principios con los que Brandeis siempre se dirigió: una investigación abierta, una reverencia para el aprendizaje y el conocimiento y el servicio a los demás.

Referencia.
*Brandeis University, recuperado el 11 de noviembre de 2018, http://www.brandeis.edu/about/louis-brandeis.html