Centro de Documentación e Investigación Judío de México
¿Cómo era Stanley Kubrick de joven?

¿Cómo era Stanley Kubrick de joven?

Por Carmen Peña

La filmografía de Stanley Kubrick es, sin duda alguna, un parteaguas en la historia del cine: innovador en sus técnicas fotográficas y la infraestructura utilizada durante sus rodajes, sus cintas se caracterizan por una estética impecable, de tal suerte que las perspectivas creadas por Kubrick son ley en el séptimo arte.

Pero es necesario decir que desde joven se caracterizó por trabajos fotográficos muy interesantes que, ya desde entonces, daban muestra de su talento con la cámara.

Stanley Kubrick nació en el Bronx, Nueva York. Desde pequeño comenzó a mostrar un gran talento para la fotografía. Por tal motivo, en su adolescencia, su padre le regaló una cámara fotográfica, su primer instrumento de trabajo.

Solía tomar fotografías por las calles de Nueva York, siempre con una bolsa de papel cubriendo su cámara, para que las personas no se incomodaran por su actividad. Gracias a la gran calidad de sus fotografías, fue contratado por la revista Look, lo que significó el inicio de su carrera.

Posteriormente, en esta revista realizó algunos cortometrajes, aunque su despunte como director de cine se dio con Casta de Malditos. Aunque para muchos la producción de filmes de Kubrick no es tan prolífica frente a otros cineastas, su trabajo constituye un legado muy rico en el mundo del cine y del arte al grado de que hoy se ha convertido en un referente de la historia de la cinematografía.

Pese a que Kubrick perteneció al gremio de los afamados cineastas que no recibieron una educación universitaria -en parte porque nunca fue un buen estudiante y también debido a que, por esos tiempos, los jóvenes que regresaran de la guerra tenían preferencia para continuar con sus estudios que aquellos que no habían combatido-, esto no impidió que pudiera desarrollar sus grandes dotes fotográficas primero, y después como director de cine.

Tal ha sido la buena aceptación de las películas de Kubrick por críticos y espectadores, que no solo han dejado una gran derrama económica en las taquillas, sino que, en la actualidad, hay quienes consideran sus cintas como películas “de culto”, mismas en las que lleva al espectador a los límites de la imaginación.

Agregar un comentario

Dona ahoraApoya al CDIJUM
Aquí