Centro de Documentación e Investigación Judío de México
¿Qué o quién es el Gólem judío?

¿Qué o quién es el Gólem judío?

Por Luis Fernando Meneses

Seguro has escuchado hablar algunas veces sobre la figura mitológica del Gólem, pero, ¿conoces realmente el origen de esta figura mitológica del pueblo judío?

Antecedentes y origen

Ya desde el medievo (con la leyenda de Virgilio, animador de estatuas), se pensaba en la posibilidad de dar vida a una figura hecha de barro o un material parecido con ayuda de cierta magia de letras escritas en la efigie.

Actualmente existen distintas teorías sobre la creación del Gólem; entre ellas, la más popular afirma que su creador fue el rabino Yehudá Loewe ben Betzalel de Praga. De hecho, en el prólogo de la traducción al castellano de la novela titulada “El Gólem” de Gustav Meyrink, se menciona en el prólogo lo siguiente:

El creador del Gólem fue el Gran Rabino Loew, maestro de la Cabalá, del cual se murmuraba que era capaz de conjurar al diablo. Este habría dado forma a una figura de arcilla, el llamado Gólem, que significa “autómata”, que cobraba vida cada vez que el rabino le ponía un papelito entre los dientes, en el que estaban escritas misteriosas palabras hebreas. El autómata tomaba vida y servía fielmente a su amo, hasta que éste, con palabras cabalísticas, suspendía el hechizo. (Grümbaum, 1945, pp. 7-8).

La historia dice que el Gólem era utilizado por el rabino para atender las tareas más pesadas en torno al cuidado de la sinagoga. Sin embargo, una tarde el rabino olvidó quitarle el don de la vida al Gólem, que cayó en frenesí y realizó destrozos en la ciudad. Cuando por fin fue alcanzado por el rabino, éste lo atajó y rompió el sello que animaba a su creación. De inmediato, la criatura se desplomó y solo quedó la figura hecha de barro inanimada.

El Gólem y el rabino Yehudá Loewe ben Betzalel de Praga.
¿Quién era el rabino Yehudá Loewe ben Betzalel?

Este rabino era considerado uno de los más prestigiosos de Europa y gran parte de su obra sobre pensamiento judío estuvo fuertemente influenciada por la Cabalá. Asimismo, fue considerado como un líder del judaísmo ashkenazí.

Por otro lado, las leyendas afirman que es recordado como un luchador en contra de los enemigos de los judíos y que esa fue una de las razones por las que creó al Gólem.

El Gólem y Jorge Luis Borges

Una de las referencias literarias más famosas a este personaje es el poema titulado, precisamente, El Gólem; escrito por Jorge Luis Borges -escritor argentino que se sentía atraído por la cultura judía, e incluso reconocía tener origen sefaradí- . En éste, dice:

El rabí le explicaba el universo

Esto es mi pie; esto el tuyo esto la soga.

Y logró, al cabo de los años, que el perverso

Barriera bien o mal la sinagoga

Tal vez hubo un error en la grafía

O en la articulación del Sacro Nombre;

A pesar de tan alta hechicería

No aprendió a hablar el aprendiz de hombre.

El Gólem.

Por otra parte, la aparición del Gólem en la cultura pop no ha sido poca. Por ejemplo, luego de ser publicada la novela de Gustav Meyrink, la historia fue llevada a la pantalla grande en 1920, aunque la versión final del rodaje dirigido por Paul Wegener y Carl Boese poco tuvo que ver con la historia contada en la novela. Asimismo, en 1966 la figura del Gólem estuvo representada en la película La Estatua viviente, en la que el curador de un museo que ha sido despedido, utiliza cierta fórmula medieval para conseguir que una estatua obtenga vida y la usa contra su ex jefe en el museo.

Por otro lado, la figura del Gólem ha tenido su aparición en Los Simpson, la serie televisiva más exitosa de todos los tiempos. En su aparición, el Gólem es resguardado por Krusty el payaso para que haga cosas por él y termina en casa de los Simpson donde, luego de ser utilizado para diversos fines, se le recompensa creándole una mujer de plastilina para que pudiera casarse. En este episodio, incluso se le da palabra al Gólem.

En el CDIJUM se resguarda un ejemplar en castellano de El Gólem, novela escrita por Gustav Meyrink, así como el ejemplar de la revista Sefárdica, dedicado a Jorge Luis Borges y su relación con el judaísmo e Israel, en la que se puede leer el poema El Gólem.

Referencia:

(1949), Enciclopedia Judaica Castellana (quinto tomo), Editorial Enciclopedia Judaica Castellana, S. de R. L., México, pp. 111, 112.

Contente J., (2006), Prontuario Judaico, México, pp. 163.

Anónimo, (1988), el Gólem en la obra de Borges, “Sefárdica”, año 3, número 6, Buenos Aires, pp. 127-131.

 

Agregar un comentario

Dona ahoraApoya al CDIJUM
Aquí