Centro de Documentación e Investigación Judío de México

Poesía en ladino: algunos “trezoros” del judeo-español

Cuando fueron expulsados de Sefarad en 1492, los judíos sefaradíes se llevaron su ladino, lengua que fue apropiándose de palabras de distintos idiomas, esto, debido a todos los países que dieron cobijo a los judíos expulsados.

Por Luis Fernando Meneses

Cuando fueron expulsados de la península ibérica en 1492, los judíos sefaradíes se llevaron su ladino, lengua que fue apropiándose de palabras de distintos idiomas: esto, debido a todos los países que dieron cobijo a los judíos expulsados.

Entre los idiomas que conforman, además del castellano, al también llamado judezmo, se encuentran el turco, el hebreo y el francés, aunque también fue permeado por otras lenguas en las que los judíos sefardís se comunicaron a lo largo de la historia, por lo que hoy existen distintas variantes del ladino.

Sin embargo, tal como dijo Darío Villanueva, exdirector de la Real Academia Española (RAE), “el judeoespañol es una lengua maravillosa que debería emocionar a cualquier hablante del idioma español”; y es que los que hablamos este idioma, podemos entender en su mayoría los textos en esta lengua… o al menos eso creemos.

Hoy queremos invitarte a leer tres poesías o ‘romanzas’ en ladino. Estamos seguros de que no te costará trabajo entenderlos y esperamos que  disfrutes de su lectura.

En este enlace, puedes escuchar la canción en ladino Sien Drahamas Al Dia

Morenica a mi me llaman

“Morenica” a mi me llaman

Yo blanca naci

Y del sol del enverano

Yo m’hize ansi.

Morenica, graciozica sos,

Tu morena y yo graciozo,

Y tus ojos pretos tú.

“Morenica” a mi me llaman

Los marineros.

Si otra vez a mi me llaman,

Me vo con ellos.

“Morenica” a mi llama

El hijo del Rey

Si otra vez a mi me llama

Me vo yo con él.

En esta edición de nuestro Boletín Vitral te contamos más sobre el ladino y otras lenguas


 
Negra fue la hora que te conocí

Negra fue la hora que te concí,

Nuca fuera est’amor que yo ati.

Amorago y lloro, m’hizites amargar,

En toda la vida, sin poder havlar.

Tú me amates por engañarme,

Por gozar de mi y no tomarme.

Ma no saves qu’al cavo es dolor,

Com’aquella rosa que no hay golor.

-Mancevos falsos y crueles,

Prometex siempre de ser fideles.

Ma, sox escuros y sin piadad.

-Piedra que se toca, se puede ablandar?!…


 
Durme, durme, hermozo hijico

Durme durme hermozo hijico

Durme durme con sabor

Cerra tus luzios ojicos

Durme durme con sabor

A la scola tu te iras

Y la Ley t’ambezaras.

Referencia:

Politi, J., (1974) Selección de Romanzas y poesía litúrgica sefarditas, Comunidad Israelita Sefaradí, Uruguay.

Ventas L., (2017), Qué es el ladino, el idioma “en peligro de extinción” al que se quiere dedicar una academia de la RAE para solventar una “deuda histórica”, BBC, recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-41348482

Dona ahoraApoya al CDIJUM
Aquí