Centro de Documentación e Investigación Judío de México
Fritz Lang y el cine expresionista

Fritz Lang y el cine expresionista

Fritz Lang nació el 5 de diciembre de 1890.

Por Carmen Peña

A Friederich Christian Anton Lang, mejor conocido como Fritz Lang, se le considera como uno de los cineastas más conocidos en la historia y es recordado como maestro del expresionismo alemán y el cine negro norteamericano.

Sus aportaciones en el séptimo arte han dado mucho de qué hablar y ha sido fuente de inspiración de las nuevas generaciones de cineastas en todo el mundo, pero, ¿conoces la vida de este fascinante personaje?

Fritz Lang nació el 5 de diciembre de 1980 en Viena. Hijo de madre judía y padre católico, el pequeño Lang nunca se interesó en temas religiosos, sin embargo, desde pequeño se sintió atraído por la arquitectura y la pintura.

Luego de cursar parte de la carrera de arquitectura y posteriormente de artes, se enlistó en el ejército austrohúngaro en 1914, durante la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, fue herido y se retiró de la contienda. Cuando se encontraba en convalecencia, comenzó a escribir guiones de cine.

Luego de trabajar como guionista con el director Joe May, decidió comenzar a dirigir al mismo tiempo, esto debido a que no quedó conforme con la dirección de May en Die Hochzelt im Exzentrik Klub, un rodaje desaparecido en la actualidad.

Die Spinnen (1919) fue su primer trabajo como director y escritor, cinta en la que ya se notaba el expresionismo impregnado. Es también durante su etapa en Alemania, cuando filmó sus obras más reconocidas: Metrópoli (1927), M, el vampiro de Düsseldorf (1931) o El testamento del doctor Mabuse (1932).

En 1933, recibió una oferta de trabajo como cineasta del régimen nazi, sin embargo, rechazó rotundamente, debido a que conocía a la perfección la ideología nazi. Esa misma noche, Lang huyó de Alemania hacia París, dejando a su esposa Thea von Harbou.

Su estancia en Francia fue corta, ya que en 1934 se mudó a Estados Unidos para continuar su carrera en la pantalla grande. Fue aquí, por ejemplo, donde realizó La mujer del cuadro (1944), una de sus producciones más recordadas.

Hacia el final de su carrera cinematográfica, viajó a la República Federal Alemana y grabó sus tres últimas películas: El tigre de Esnapur (1958), La tumba india (1959) y Los crímenes del Dr. Mabuse (1960).

Falleció en 1976 en Estados Unidos, a la edad de 85 años. Sin embargo, será recordado por ser el mayor cineasta del expresionismo alemán, gracias a la carga de un gran simbolismo en sus cintas.

Agregar un comentario

Dona ahoraApoya al CDIJUM
Aquí