Centro de Documentación e Investigación Judío de México
¿Qué fue de los libros que sobrevivieron a los nazis?

¿Qué fue de los libros que sobrevivieron a los nazis?

Por José Carlos Guerrero García

Debido a la ocupación nazi en los territorios en el este de Europa durante la Segunda Guerra Mundial, un número considerable de bibliotecas comunitarias judías fueron devastadas. Otras más, fueron saqueadas y expoliadas por el régimen.

Uno de los casos más emblemáticos de estos saqueos fue el de la famosa biblioteca de Mathias Strauchu, fundada en Vilna en 1885 y que llegó a resguardar más de 20,000 volúmenes de libros de cultura judaica, la mayoría de los cuales fueron transportados por los nazis a Frankfurt de Meno, Alemania.

El objetivo de almacenar estos libros -en un edificio de la farmacéutica I. G. Farben- era formar una biblioteca sobre la “Cuestión Judía”, un proyecto de Alfred Rosenberg, líder ideólogo nazi, que comenzó en 1941. Años más tarde, el edificio se vio afectado por los bombardeos de los aliados y los ejemplares guardados allí fueron trasladados a Hungen, un pueblo cercano a Frankfurt.

El sello del archivo de Offenbach en el que el régimen nazi almacenaba los libros confiscados de bibliotecas judías.

Con la derrota de los nazis, el ejército aliado encontró estos libros y comenzó un proceso de regresarlos a sus dueños legítimos. Sin embargo, la mayor parte de estas obras no pudieron ser devueltas ya que los propietarios habían perecido durante el Holocausto, por lo que fueron distribuidos en las comunidades judías de distintas partes del mundo, proyecto denominado como “Reconstrucción Cultural Judía”.

En 1951, una buena cantidad de estos libros llegaron a México, gracias a una solicitud realizada por el Comité Central Israelita de México. Estos ejemplares sentaron las bases de la “Biblioteca Popular Judía”, regida por dicho organismo nacional.

Este ejemplar, perteneciente a nuestro "Fondo Hebreo Antiguo", tiene distintos sellos, entre los que destacan el del Comité Central Israelita de México y el sello nazi.

Más tarde, en 1969, estos libros -que eran conocidos como “los sobrevivientes del Holocausto”- formaron parte de la Biblioteca de la Kehilá Ashkenazí, donde fueron conservados.

Finalmente, en 1993, algunos de estos ejemplares fueron reunidos, catalogados y ordenados por el Centro de Documentación e Investigación de la Comunidad Ashkenazí de México (CDICA), institución antecesora del CDIJUM. Entre 1998 y 1999, esta colección entró a los Registros del programa de la UNESCO “Memoria del Mundo”, a nivel nacional, regional (de América Latina y el Caribe) e internacional.

Actualmente, los libros “sobrevivientes del Holocausto” forman parte del Fondo Hebreo Antiguo de la Biblioteca “Abud y Mery Attie” de nuestra institución y son, sin lugar a dudas, documentos de gran importancia. A través de sus sellos, dedicatorias y algunas notas escritas, estos documentos nos ofrecen testimonios históricos, que permiten conocer los propios periplos históricos de estos ejemplares.

Los libros del "Fondo Hebreo" Antiguo de nuestra biblioteca se resguardan en las mejores condiciones posibles en nuestras instalaciones.
Los libros del "Fondo Hebreo" Antiguo de nuestra biblioteca se resguardan en las mejores condiciones posibles en nuestras instalaciones.

Este grupo de libros confirma la labor del CDIJUM como institución dedicada al rescate, conservación y preservación del patrimonio cultural del pueblo judío. Pero no solo eso ya que, a diario, se suman al catálogo de acervos distintos ejemplares que han formado parte de bibliotecas judías en México y otras partes del mundo y de esta forma, son puestos a disposición del público en general para su consulta y estudio.

Referencia
Lewinsky, S. (2019). Templo de Jerusalén. En: Diccionario enciclopédico del judaísmo, 1ª ed. Bogotá: Planeta, p.395.
Lewinsky, S. (2019). Academias. En: Diccionario enciclopédico del judaísmo, 1ª ed. Bogotá: Planeta, p.22.
Weinfeld, Eduardo. (1948). Bibliotecas. En: Enciclopedia Judaica Castellana, 1ª  ed. México: Enciclopedia Judaica Castellana, v.2, pp.271-272.
Dona ahoraApoya al CDIJUM
Aquí